miércoles, 9 de marzo de 2011

Música de espera

Éramos 6 los que llegamos a la parada. Ahí había ya otras dos personas. Uno, con enterito de jean, abajo en cuero, pelo largo enrulado y un flequillo a lo Tigresa Acuña. Le dije a Marian al oído "Es Jesús de la Ferrere". Ella hizo chistes en voz alta y yo temí por nuestras integridades físicas, hasta que el susodicho se subió al 132.
El otro tenía una guitarra en su estuche.
Y el 8 no venía... Y nos reíamos de cualquier cosa.
Alegría general!!! Llegó un 8!!!! Pero siguió de largo porque estaba lleno...
Atrás se acumularon más caras de impaciencia.
Seguimos entrándole al parloteo, hasta que el pibe de la guitarra abrió su estuche y manoseó algunas cosas. Todos en silencio, expectantes. Me sentí una nena curiosa, tratando de disimular la ilusión.
Cuando se paró en un pié y apoyó la planta del otro en la pared, sonreí. Guitarra en mano y armónica en soporte, nos cantó una canción sobre un tal Pedro, que no la recuerdo muy bien porque estaba flotando en una nube que él había inflado con el aliento y la actitud.
Me acordé de lo mucho que puteo siempre por ser desafortunada, porque la suerte nunca se pone de mi lado. Y este flaquito me hizo recapacitar. Y abrí un cajón de mi memoria donde guardo al señor del 128los señores en la línea verde... Rober.... Josefina... Gustavo...
Cuando este tipo de vivencias se interponen en mi camino, me siento suertuda.

Al señor del 128 lo crucé una vez por la calle, con su saco de vestir y la guitarra colgada, pero no sé qué fue lo que me impidió hablarle. A pesar de mi timidez emergente con cierto roce hacia el cholulismo injustificado, a este chico pude preguntarle algunas cosas. Si alguien más quiere conocer a Andrés, pasen por acá.

4 comentarios:

  1. PD: Si alguien sabe de algún lugar donde pueda tocar, le podemos pasar el dato, no?

    ResponderEliminar
  2. Si sos suertuda, sos un gatoooooooo!!!!!!!!!!
    jajja y en forma de fichines...
    besos a Rolete

    ResponderEliminar
  3. La calle tiene eso, de encontrarte cada personaje que te llena el alma unos minutos o unos meses.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Las cosas pasan, y la suerte es una cuestión de perspectiva. Mi abuela decìa: "Buen tiempo, mal tiempo, no dura todo el tiempo."

    Saludos

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!