martes, 1 de marzo de 2011

Metal en agua

El gerente de la empresa en la que trabajo, navega en un yate blanco por el río Uruguay. Hace comentarios sobre el clima y asegura que vamos a viajar con lluvia. A quién le habla? A mi me habla. Yo no me veo. Dónde estoy? Su cabeza gira hacia la izquierda, su brazo se despega del timón, y su índice marca una línea imaginaria hacia el agua, pero tampoco estoy ahí.
- Un delfín! - dice.
Lo veo saltar, típicamente. "Lo veo saltar". "Lo veo". Desde dónde lo veo? Desde al lado. Yo soy el barco!
Y ahora que tomé consciencia de que soy una máquina enorme, deslizándome por un río todavía mucho más grande, juego a nadar a mis anchas, sin preocuparme por esquivar los peces. A veces algunos juncos me hacen cosquillas y sonrío con el viento en la cara, o mejor dicho, en la proa. Sonrío ampliamente...
Hasta que el cielo se nubla, el que era río se vuelve azul, el horizonte se expande, y veo montículos de agua que suben y bajan, que al rato son galones de espuma rompiéndome contra el cuello. Entonces, mi tamaño disminuye y vuelvo a ser la de siempre, con el gerente montado en la espalda, exigiéndome que nade más rápido en medio de la tormenta marítima.

Ya es de día y la orilla está cerca. Él está inconsciente, lo arrastro bajo unas palmas. Sigue lloviendo. Poco, pero llueve. Siento un sabor metálico en la boca, y escupo en mi mano un coágulo de sangre del tamaño de mi puño. Me enjuago en el mar, y el coágulo iza una vela, me saluda y se va con su familia.

12 comentarios:

  1. IMPECABLE!

    Gracias por regalarme un minuto de paz en este dia de caótico..
    Te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  2. ehhhhhh... me quedé con lo de tu jefe montado en tu espalda... nos queres contar algo??? jajajaja!

    Beso

    ResponderEliminar
  3. Jajaja me deslumbro.
    Tenes una nueva seguidora ^^

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo, pero que imagen complicada la de ser una máquina que transporta a tu jefe, somos simples recursos humanos.

    saludos totales.

    ResponderEliminar
  5. un coagulo? yo iria al medico. Ademas, la mancha de sangre es jodida de limpiar

    ResponderEliminar
  6. A veces me gustaría hundirme si con eso pudiera arrastar a varios conmigo.

    ResponderEliminar
  7. Aggjjjjjjj
    Se me vino el sabor metálico a la mente.

    ResponderEliminar
  8. Epselente!!!Cada vez mejor, yo creo q ya debería soñar x encargo...

    ResponderEliminar
  9. Muy ocurrente tu relato, me encantó!! Y he llegado hasta ésta isla casualmente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!