lunes, 31 de mayo de 2010

Pasión

Me rompe las pelotas el mundial. Me da asco. No hay otra cosa más cabeza en qué pensar???

miércoles, 19 de mayo de 2010

Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

La gente ve como se te cierran los ojos por inercia.
Se te cae la cabeza con tanto peso que te duele el cuello y te reincorporás del susto.
Si viajás en bondi, te golpeás contra el vidrio.
En una reunión de amigos quedás como un flojito y amargo.
Tu jefe te puede llegar a echar.
Sentís el cerebro hinchado y te ponés MUY irritable.
Contestás cualquier cosa.
Ansiedad por volver a tu casa.

La re concha de la lora! No hay nada más feo que tener sueño!!!

martes, 11 de mayo de 2010

Cantar

Cantar es sublimar sonrisas internas.

Relajar el pilar de los pensamientos y el gasoducto de la liberación en un suspiro colorido.


Cantar es ser viento del bosque.

jueves, 6 de mayo de 2010

Mal necesario

Frunzo el ceño y aprieto la mandíbula como un Pit Bull. Cierro los puños y retraigo los dedos de los pies. Braman mis piernas hasta sacudirse en un repiqueteo enérgico. Bajo la cabeza y me cubro la cara con los brazos. Me levanto casi en un salto y quedo erguida en una tensión que mantiene la expresión satánica, pero ahora la boca está abierta en todo su esplendor, exhalando la putrefacción que me generaron, en un volumen que desea explotarles los tímpanos hasta desangrarlos. Desangrarlos lentamente.

Bronca, rabia, furia. Y lloré y lloré y lloré de la ira. Con aflicción, agitada, me agarré la cabeza, me tiré de los pelos. Lloré a los gritos. Inspiré por la boca con tanta fuerza que casi me ahogo con mis propios labios. Me soné los mocos y seguí llorando con más ganas. Apreté los párpados y las lágrimas brotaban igual.

No me gusta llorar, pero no quise detenerme hasta desagotar por completo toda la sal que venía acumulando, y lloré a lágrima viva.


Cuando cayó la última gota, me relajé. Ahora se me desempañaron las pupilas y la retina está más nítida. Podría escuchar caer un alfiler en el primer piso, o percibir qué flores tiene la misma vecina sobre la mesa del living.

Hasta la frente y la nuca me saben a limpio.

Definitivamente me siento mucho mejor.