martes, 29 de junio de 2010

Hipnosis

Sus recuerdos están trillados. Si le pido un repaso desde que tiene memoria, emergen desde humillaciones en salita verde hasta la soledad y el cautiverio extremo de su independización. Una y otra vez.
Describe las situaciones con palabras justas; minuciosa y desgarradoramente; las recuerda con un sentimiento genuino y explica los rasguños de su alma con comparaciones ideales. Sin embargo no llora. Nunca llora. Pero tampoco se ríe. De nada, ni siquiera con ironía. Cuenta siempre los mismos acontecimientos con la parsimonia y la sobriedad de un cortejo fúnebre.
Trato de husmear en su cabeza, increparlo con preguntas cerradas, acorralarlo a los placeres naturales de la vida, pero hasta cuando habla del amor de su vida dice "la primera vez que cojimos"...
Por más empeño que le ponga, no logro revivir sus momentos felices. Sé que los hay, sé que están ahí, escondidos entre sus dentritas lastimosas pero no puedo picarlos.
Conozco que lo ascendieron en la empresa, que sólo le faltan 3 materias para ser licenciado y que su hermana tuvo gemelos. Pero nada logra conmoverlo.
Puedo notar que valora las circunstancias positivas, pero no las vive. Apenas si llegan a esbozarle una sonrisa. Algo dentro de su ser le impide estremecerse en una carcajada auténtica, una felicidad legítima. Al menos UNO debería brotarle y salpicar su traje de hombre serio. Pero no. Es impermeable.
Y así, en esta caravana de solemnidad, va destrozando los instantes afortunados que van naciendo porque no tiene ninguno limpio con qué compararlo. O quizás está incapacitado para ser feliz... Algo o alguien truncó su capacidad de amar...


- Esa es mi teoría. Usted qué dice, colega?

7 comentarios:

  1. Mucho trabajo para hacer en ese sujeto. El amor, como la vida, siempre se abre camino. Es necesario tiempo para esperar a que brote y paciencia para cuidarlo hasta que de frutos....

    ResponderEliminar
  2. me encantaría una sesión de hipnosis

    ResponderEliminar
  3. Uff... en algunas cosas me siento muy identificado con ese tipo.

    Pero no me entra en la cabeza que alguien esté incapacitado para ser feliz, tal vez por distintas circunstancias no logra alcanzar la felicidad o no logra verla. En estos momentos creo estar así y aunque sea mínima todavía queda un poco de energía en mi para seguir buscándola.

    Después de todo la vida se trata de levantarse una y otra vez para seguir hacia adelante.

    ResponderEliminar
  4. Esa banda inconsolable
    De perros sin folleto,
    Brujas de alma sencilla,
    Patéticos viajantes
    Pobres tontos, pobres diablos,
    Lunáticos diamantes,
    Prometidos de carne,
    Lánguidos, impalpables,
    Son mis amantes

    Llegan buenas nuevas
    De los escondidos,
    De los convalecientes
    Para los sonados
    Mi aliento ya no espera
    No hay fiera en mi colmillo
    Pero devoro herido
    El espacio y el brillo
    De mis amantes

    Alguna recaída,
    Un poco de hipo brusco
    Para los fugitivos
    Marcados a fuego
    Ya alguno que otro hechizo,
    Todo muy sencillo,
    Si nada me conmueve,
    Ni los tiroteos
    De mis amantes

    ResponderEliminar
  5. Hay gente que tiene miedo de ser feliz. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. a veces la experiencia nos aleja tanto de la realidad..pero a veces tambien cambia, con mas experiencia!

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!