jueves, 11 de marzo de 2010

El lado oscuro del corazón

Después de un tiempo sin consumirlo, me levanto un día y se me hace necesario. Lo voy a buscar a su sitio... A ver... No, no está acá. Dónde está? No puede ser... Si siempre está ahi, siempre lo preservo en el mismo lugar: en la "cajita felíz".

Me llevo el índice al entrecejo y ahora que lo pienso, los albergues que le doy siempre son diferentes, van cambiando de a momentos, así que quizás sí lo haya protegido en otro lado.
Entonces hago memoria y me aprieto las cienes:

La primera vez que me convidó uno el Negro, hace varios años, lo escondí en el último cajón de la cajonera negra. Todo el tiempo en el último cajón. Hasta que me fuí de casa.
De ahí en adelante, lo empecé a dejar en el laburo. Ni siquiera lo guardaba: o me refugiaba en lo del Muerto o lo usaba en el trabajo.
Después me fuí a vivir con Lola y lo compartí siempre con amigos. Hasta que se gastó, y lo que conseguía era de moooy mala calidad.
Y ahora vivo sola. Sola sola.
Y no me acuerdo dónde lo puse!!! No puede ser!!!

Ya de necesario pasa a indispensable. Tengo mil teléfonos de dealers, pero no quiero llamar a ninguno.
Busco por todos lados: adentro de las cajas, de las alacenas, atrás de la bacha del baño, abajo del colchón, en los portarretratos... Capáz dejé algo en lo de mamá?? No, en lo de mamá no hay nada! Sigo buscando entre las ollas, saco la ropa del armario, arriba de los marcos de las puertas!!!! A dónde estaaaaa!!!!!!!!!!! A dónde mierrrda estaaaaaa!!!!!!!!
Me agarro la cabeza con las dos manos y me tiro de los pelos, buscando que el cuero cabelludo se despegue un poco y le abra paso a las ideas. Tengo que acordarme! O atarle un nudo a Pilato, o rezarle a San Antonio... Pero de qué carajo estoy hablando??
No puede ser que haya perdido el último pedazo que me quedaba...

No voy a llorar. No voy a llorar!!! Lo tengo que encontrar! Muy adentro mío.

11 comentarios:

  1. Lo vas a encontrar en el ultimo lugar que lo busques, siempre es asi.

    ResponderEliminar
  2. en el florero?
    es comun que haya flores dentro...

    ResponderEliminar
  3. Cambiaste el blog, quiero decir, cambiaste las cosas de lado!
    Seguí buscando que ya lo vas a encontrar...

    ResponderEliminar
  4. Al menos lo buscas amiga, peor es q lo pierdas y no te des cuenta, creeme. Me ha pasado y tarde mucho en darme cuenta...y ahora preferiria perderlo de nuevo.
    Pero si lo q queres es encontrarlo lo vas a encontrar cuando sea el momento justo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Dentro tuyo Kiú, aunque no lo sientas está ahí.
    Despertalo!!!

    ResponderEliminar
  6. Te fijaste dentro de las zapatillas?? No se porque pero cuando no encuentro algo termina estando en alguna zapa.
    Esta bueno el blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Estas hablando de mandanga, farruca, farafa, fefefe, cocuchi?

    o de charro?

    Si te hacen falta cualquiera de las dos avisame.

    60 pe el tubo de farruca

    80 pe el 25 de faso

    pijate.

    ResponderEliminar
  8. Mandanga!! ajjajajajajja
    ajjajajajajaaajajajaajajajaaaaaaaaaa
    dijo Mandanga!!! jajajajaajjaaaaaa

    ResponderEliminar
  9. El "muy adentro mío" me suena a mula.

    Saludos. Ojalá lo encuentres!

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!