martes, 8 de diciembre de 2009

Ralph

Este es el segundo cuadro que pinté desde que me animé a hacerlo sobre lienzos. Todavía no tengo ninguno en mi casa, todos siempre fueron regalados. Por amor.

Este fué para una persona MUY especial. No les voy a hablar de nostalgias (la noche de su cumpleaños, en Casa MB; la imagen que se formó en mi cabeza cuando me contestó que sí a mi pregunta: "Cristus lo tocó?" y me agarró un escalofrío; millones de mensajes de textos guardados que se habrán perdido en todas las pérdidas de celulares de cada una; noches de vinilos nuevos; mañanas de desayunos con Cristus y Abuela Carmen; un picador caído en un sótano; Nag Champa...), simplemente, si se la cruzan en algún subterráneo, o en la calle, (aunque puede ser en cualquier lugar de este universo infinito), no se pierdan de conocer la pureza de sus enormes ojos CyanN.

6 comentarios:

  1. Es una especie de He-Man camaleón! jajaja

    Chiste, chiste. Está muy bueno Kiú!!!

    Lo hiciste con modelo o solo con la imaginación?

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja Me gustan los camaleones... jajajaja

    La verdad que no recuerdo, hice el boceto cuando cursaba Bellas Artes y lo encontré después de mucho tiempo.

    Gracias Rama!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso dibujo Kiú, estaré atenta por si lo veo jajaja besos!!!

    ResponderEliminar
  4. yo si lo conozco,y tambien comparti noches de vinilos con vos .y ese cuadro.por cierto muy lindo.bsos kiu..

    ResponderEliminar
  5. quien es el anonimo?? ralph que viste y calza! GRACIAS señorita kiu por darme vida y color sobre un lienzo en el cual al principio solo era blanco...imaginacion... luces que cegan abren las puertas a la percepcion, nada sera tan especial ... como la fidelidad del vinilo!!!ayer hoy y siempre! right here right now!!! con-TACTO!

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!