jueves, 3 de diciembre de 2009

Domingo

Mediodía. Abro un ojo y casi veo un mensaje de texto. "Te llegó mi msj ayer?? Contesta!!".
Media hora después abro el otro ojo y casi veo otro. "Y? Venís?".
Sigo acostada. No sé si durmiendo, pero soñando algo que me hace feliz. Cuando abro los 2 ojos a la vez se me va la sonrisa de la cara. Ocho llamadas perdidas. Afuera discusión. Miro la hora y son casi las cuatro de la tarde, así que me levanto de la cama y me voy a bañar.
Me hago pis en la bañera y se me apaga el calefón, maldición. Interrumpo los gritos para pedir ayuda. Ahora si... qué placer una ducha caliente...
Me termino de enjuagar el shampoo y se vuelve a apagar! Debe ser por el viento. Esta vez no puedo interrumpir porque la cosa se puso candente, así que me pongo el camisón sobre el cuerpo mojado y voy al lavadero. Vuelvo a la ducha. Ahora si... qué placer una ducha calentita...
Me visto, me miro en el espejo, me cambio. Tres veces.
Dejo en la mesa dos chocolates y un cartelito que dice "los quiero".
Salgo sin paraguas. Bajo el ascensor con el pucho prendido, me cago en los vecinos. Camino por Boedo buscando un lugar donde comprarme zapatillas (todavía no sé cuáles, trato de concentrarme en eso a cada paso, pero cuesta).
No garúa, no llueve, no diluvia. Simplemente llovizna copiosamente, una lluviecita genérica. Gotas medianas en tamaño, cantidad, intensidad y fuerza. Hice bien en salir sin paraguas.
Los únicos negocios abiertos son la farmacia y un supermercado. Cuando paso por la puerta del super y veo que tiene sección electrodomésticos, me olvido de las zapatillas. "Cuánto estará un secador de pelo con difusor?"...
Vuelvo por el mismo camino y esta vez noto que la panadería también está abierta, así que llamo por teléfono y pregunto si van a salir.
Camino para la casa con 16 facturas y comiendo un sánguche de miga. No sé por qué elegí el de aceitunas.
Miramos una película bizarra los 3, tomando mate. La enganchamos empezada porque el cable está enganchado. Ya se amigaron.
Fumamos unas tucas. Al toque prendo un pucho, ojeo una revista de mala muerte. Llego a la página de los juegos y directamente leo las respuestas. Mejor me vuelvo a acostar.
Ocho mensajes de texto no dicen nada. No son lo que esperaba.
Todo el día tuve esa taquicardia suavecita pero notoria que te provoca la resaca. Ahora toma ritmo de tic tac de reloj de mi abuelo. Entre pulmón y pulmón tengo una criatura intracorporal, que con dos deditos toma la piel de mi pecho desde adentro y la empieza a retorcer como quien escurre un trapo de piso. Desde afuera luce como el agua de una pileta que se desagota.
Me dije: "Cómo pega este porrito!". Pero no es verdad porque en seguida se me empiezan a humedecer los ojos e inmediatamente estoy llorando a lágrima viva, con ese tipo de congoja que parece que alguien te está zamarreando.
Las gotas caen limpias y tibias desde el ojo izquierdo, usando la nariz como un tobogán, se deslizan por la mejilla derecha y aterrizan en la almohada. Las vagas del otro ojo van sin escalas. No más de una onza y suena el celular...

-"Qué hacés, Vale?"-

-"Bien, en qué andás?"-

-"Acostada"-

-"Dormías?"-

-"Algo así..."-

-"Dormiste todo el día, no?"-

-"Casi"-

-"Entonces estás llorando"-

-"Puede ser, es domingo"-.

8 comentarios:

  1. Muy lindo Kiú! un tanto melancólico... que buena capacidad esa de poder sacar para afuera en un texto lo que a una le pasa... yo amo leer pero nunca logro escribir y que suena lindo, suave (o crudo) y profundo como lo tuyo... ;)

    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Ahhhh... entonces sos vos la guacha que fuma en el ascensor...

    ResponderEliminar
  3. A veces hace bien llorar a cántaros, llorarse todo para volver a empezar. Abrazos Kiú.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó esto, no sé como son las demás cosas que escribís, pero si fueran como estarían muy bien.

    Mientras leía, sonaba de fondo "Macy's Day Parade" de Green Day, deberías intentarlo.

    Saludos,

    Tyler.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por pasar!

    Me gusto mucho lo que escribiste, seguire pasando!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. PPPfff, un consejo para los domingos es, tratar siempre de tener algo planeado... una actividad que mantenga las neuronas ocupadas, tratando de no ser calcinadas por la marihuana y al mismo tiempo ayudándote con eso que elegiste hacer, en ese orden esta bien. Ojo no es una ciencia la pelotudes que acabo de decir. Pero pq no decírtela?, a lo mejor no la pensaste y por lo que acá veo nadie te lo dijo, nunca esta de mas. Las taquicardias pueden ser por el speed o cualquier bebida energética, esas mierdas me hacen eso, aparte de los 10 años que llevo como fumador.el celu... lo miramos siempre, que esperamos? nunca nos conformamos, una actividad es la respuesta y solución a la problemática dominguera, yo generalmente pinto. Que se yo, si te sirve y gusta, te invito a participar de un blog grupal: http://mambo--negro.blogspot.com/
    Es como terapia grupal, pero divertida, jajaja. O eso tratamos. Invitada, adiós!

    ResponderEliminar
  7. Yo tmb pinto! Me interesa el mambo y si es negro más... Pasearé por allí!

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!