jueves, 26 de noviembre de 2009

Puro Deseo

Buenos amigos se sientan en un bar, y con palabras charlan boludeses.
-"En el trabajo todo bien"- dice la voz, pero los labios piden besos.
-"Tengo ganas de mudarme"- y su aliento la acaricia.
Le acomoda la camisa para sacarse las ganas de tocarlo. Se hace el que no siente sus nudillos en la manga.
-"Un licuado sin azucar"- inocente y sensual lame el sorbete.
-"Vamos yendo que ya es tarde"-. Se reprimen una cuadra. Total, ya se reprimieron 500.
Tokio los envuelve en un abrazo fraterno como un lazo del diablo.
Y el diablo siempre mete la cola...

6 comentarios:

  1. conociendote,me parece auto-referencial igual me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Me dá un poco de miedo que un anónimo me diga "conociéndote"...

    Si a vos te encanta, Flor, soy feliz!

    ResponderEliminar
  3. Buenisimo Gargi te saluda tu padre je el de los porros.....

    ResponderEliminar
  4. Cuánta gente que se contiene una y otra vez.
    Me hace acordar a los hombres del Angel Gris.

    ResponderEliminar
  5. Cuando algo se contiene demasiado luego explota como un geiser de pasión. Eso puede ser lindo, y algo mazoca, cuando la tensión se alivia, todo es más dulce. Besos Kiú.

    ResponderEliminar

Largue todo eso que tiene para decir!!